martes, 12 de marzo de 2013

Capítulo 40.




(Emma)


Me levanté para variar pensando en él. Le echaba tanto de menos. Hoy se suponía que ponían rumbo a Estados Unidos y volverían dentro de mes y medio, justo para la boda. Sin duda, esta era la peor parte de estar con él, las dichosas giras y sus dichosas distancias. Era viernes, por suerte, uno sin clase. Escuché que mi hermana también estaba despierta y tras mirar el reloj de mi mesilla, decidí que ya era hora de levantarse.


- Buenos días.-dije al encontrármela en el pasillo.

- ¿Cuántos días dices que quedan para que vuelvan? –me preguntó y yo reí. Conté con los dedos.

- Unos cuarenta y cinco.-reí y ella resopló.

- Esto es horrible.-puse mi mano en su hombro y bajamos a desayunar. Sabía que para ella era todavía más difícil.


En la cocina nos encontramos con nuestros padres: papá leyendo el periódico mientras mamá terminaba de hacer el desayuno. Dimos un beso a cada uno en la mejilla y nos sentamos a desayunar. El desayuno fue interrumpido por el sonido del timbre. Mi padre fue el que se levantó a abrir.


- ¿Quién es? –preguntó mi madre asomándose por la puerta.

- Niñas, es para vosotras.-dijo mi padre volviendo a la cocina. Nos miramos extrañadas y salimos. No podía creer lo que estaba viendo. ¿Es que era un sueño?

- ¡Sorpresa! –dijeron los dos a la vez y nosotras corrimos hacia ellos. Abracé fuerte a Zayn para después besarlo. Un carraspeo nos hizo separarnos: mi padre. Me sonrojé completamente.

- ¿Queréis desayunar, chicos? –se ofreció mi madre.

- Ya hemos desayunado en el avión.-dijo Harry.- Gracias de todas formas.- Les hicimos pasar al salón y nos sentamos en el sofá los cuatro.

- ¿Cómo es que estáis aquí? –preguntó Ash, sentada en las piernas de Harry.- Se suponía que ibais a viajar directamente a América sin pasar por Londres.

- Digamos que convencimos a Paul para que nos dejara hacer una paradita.-contestó.

- ¿Y de cuánto es la paradita? –pregunté.

- De menos de un día, así que venga, vístete que tengo algo para ti.-me dijo Zayn y sin preguntar nada más, subí a ducharme.

- Estoy lista.-dije bajando las escaleras.- Mamá, papá, me voy con Zayn.

- De acuerdo, pasadlo bien y no vuelvas tarde.-besé sus mejillas y salí de casa con Zayn, agarrados de la mano.- ¿Dónde vamos?

- No te lo voy a decir.-sonrió.- Eso sí, te puedo asegurar que no habrá paparazzis.

- Genial.-seguimos caminando mientras hablábamos un poco. Terminamos llegando a un parque de las afueras de Londres. Me pidió que me quedara allí, debajo de aquel árbol y él desapareció. A los pocos minutos, volvió con una caja envuelta en un papel de color azul.

- Siéntate.-lo hice y se sentó frente a mí en el césped. Por suerte, y a pesar de estar a principios de Marzo, no llovía y no hacía demasiado frío.- Esto es para ti.-me dio la caja.

- ¿Y eso por qué? –se encogió de hombros.

- Me apetecía hacerte un regalo.-sonrió.- ¿No piensas abrirlo? –Quité la tapa de la caja y me llevé las manos a la boca, en un gesto de sorpresa. Unos ojitos marrones me miraban desde dentro de la caja.- ¿Te gusta?

- Es…es…adorable. ¡Me encanta! –dije cogiendo al pequeño cachorro. Era un cocker spaniel color canela.- Claro que mi madre lo va a mandar a paseo.-dije riendo.

- ¿No le gustan los animales? –negué con la cabeza.- Bueno, dile que solo tiene que aguantarlo hasta que vuelva de la gira.

- Tienes razón.-sonreí jugando con el cachorro.- Gracias.-me senté a su lado para besarle.

- ¿Habrá que ponerle un nombre, no? –dijo acariciándole.

- Hm…¿qué tal Zayn? –me miró con cara de sorpresa y yo reí.

- ¿Piensas ponerle al perro mi nombre?

- Era una broma, hombre. Ya lo pensaré.-Y allí nos quedamos toda la mañana, jugando con el pequeño cachorro, mientras hablábamos, disfrutando el uno del otro esas pocas horas que teníamos antes de que volviera a coger un avión.


(Harry)


Todos nos habíamos puesto de acuerdo para pedirle, rogarle y suplicarle a Paul que nos dejara pasar aquel viernes en Londres antes de ir a Estados Unidos, realmente necesitábamos verlas, al menos yo. Así que desde Belfast, donde habíamos dado nuestro último concierto cogimos un avión temprano hacia Londres. Cogimos las maletas y quedamos en vernos en el aeropuerto a las siete de la tarde para irnos de nuevo. Zayn y yo nos subimos juntos en un taxi para ir a casa de las hermanas Roach. Llamamos al timbre y nos abrió su padre con el periódico en la mano, debíamos de haberlos pillado desayunando. Nos saludó muy amablemente y nos dijo que esperáramos allí, que en seguida saldrían las chicas. La cara de Ashley al verme fue totalmente graciosa, me miraba desde la puerta de la cocina con los ojos muy abiertos, sorprendida. Yo la saludé con la mano riendo antes de que se abalanzara sobre mí para fundirnos en un abrazo que llevó después a un par de besos. Nos sentamos en el sofá, ella sobre mis piernas y estuvimos un rato hablando, hasta que Zayn mandó a Emma ir arriba a vestirse ya que tenía algo para ella.


- ¿Qué te apetece hacer? –pregunté después de besar su mejilla.

- Hm…quedarme todo el día abrazada a ti en el sofá viendo una peli.-contestó sonriendo.

- Me parece perfecto. Vístete y vamos a mi casa, ¿te parece? –asintió y después de que bajara vestida de manera informal, salimos de allí y pusimos rumbo a mi casa. 


La dejé eligiendo alguna película mientras yo hacía las palomitas que habíamos comprado de camino a casa. Fui al salón, con dos enormes cuencos llenos hasta arriba, me senté en el sofá y después de que pusiera el dvd, se sentó a mi lado, recostándose encima de mí.


Había elegido “Love actually”. Todo era perfecto: mi película favorita con mi chica favorita. ¿Podía pedir algo más? Por supuesto que no. El día pasó demasiado rápido en su compañía y de nuevo, tuvimos que despedirnos, aunque si por mí fuera, me la llevaría conmigo para poder ver su sonrisa antes de cada concierto y poder oír su voz en directo en vez de por el teléfono.


- ¿De verdad tenemos que irnos ya? –preguntó haciéndose la remolona, sin querer salir de mi casa.

- He quedado con Zayn en vernos en tu casa para irnos al aeropuerto, no quiero llegar tarde, vamos, anda.-cogí su mano y volvimos caminando a su casa. Llegamos antes que ellos así que los esperamos charlando un rato. Unos minutos después, aparecieron los dos por la esquina, Emma con un cachorro en sus brazos.

- ¿Y esto? –preguntó Ash.

- Un perrito, ¿no lo ves? –me sacó la lengua.

- Él ha tenido la culpa.-dijo Emma señalando a Zayn.

- Ya verás cuando lo vea mamá.-ambas rieron.

- Siento ser aguafiestas pero tenemos que irnos.-dijo Zayn.

- Cierto.-asentí con la cabeza y abracé a Ash con fuerza.- Cuando menos te lo esperes estaré aquí de nuevo.-susurré en su oído. Nos separamos levemente para mirarnos a los ojos, ella rodeaba mi cuello con sus brazos, yo quité los míos de su cintura para quitarme el colgante que solía llevar siempre, uno con un avión y se lo puse a ella.- Para que no te olvides de mí.-sonreímos.- Te quiero.

- No lo necesito para acordarme de ti, bobo.

- ¿Estás rechazando un regalo de tu novio? –dije haciéndome el indignado. Ella rió.

- Te quiero Harry, muchísimo.-dijo antes de que nos besáramos. Otra vez un beso de despedida. ¡Cuánto odiaba estos momentos!


(Carol)


Viernes por la mañana. Sí, las chicas no tenían clase pero yo si que tenía que ir a trabajar. Como cada mañana allí estaba Matt, que solía llegar siempre antes que yo ya que era el que tenía la llave para abrir. Estaba subida a la escalera, colocando unos cd’s de la estantería cuando el intento de una voz infantil me hizo reír.


- Disculpe señorita, ¿el último cd de One Direction? –me giré riendo, sabía que era él, lo que no entendía era qué hacía aquí.

- ¿Qué haces tú aquí? –puso sus manos en mi cintura para ayudarme a bajar de la escalera, quedando frente a él, como siempre, algo más bajita.

- Vengo a ver a mi chica, según me han dicho trabaja aquí pero no la veo, ¿la conoces?

- Ni idea.-ambos reímos. Me acerqué un poco más a él para acabar de una vez por todas con esa distancia que separaba sus labios de los míos. Un beso que duró bastante y en el que se notaba cuánto nos necesitábamos el uno al otro.

- Lo siento, no quería interrumpir.-la voz de Matt.

- No te preocupes.-sonreí.- Matt, él es Louis, Lou, Matt.-los presenté mientras notaba el brazo de Louis rodeando mi cintura. Estaba “marcando territorio” y no pude evitar soltar una risita.

- Solo venía a preguntarte si había llegado el pedido.

- Sí, está en el almacén, debajo de la mesa.-contesté y se fue, dejándonos solos de nuevo.

- Así que ese es Matt…-dijo Louis y yo reí.

- ¿Quieres dejarlo ya? Creo que ya se ha enterado que soy solamente para ti.-volvimos a reír.

- Eso quería, que le quedara claro.-negué levemente con la cabeza.- Por cierto, me has copiado el estilismo.-dijo mirándome de arriba abajo. Llevaba una camiseta blanca de media manga con unas finas rayas en azul marino, unos tirantes, unos vaqueros pitillos oscuros y las converse blancas.

- ¿Qué? –dije riendo.

- Eso, me has copiado y no te dejo que lo hagas.-se cruzó de brazos.

- ¿Te recuerdo que tú.-le señalé con el dedo.- me hiciste comprar esta camiseta y que los tirantes me los regalaste tú también?

- ¿Sí? –Asentí con la cabeza.- Oh vaya, tienes razón.- Reí. ¡Qué idiota podía llegar a ser!- En fin…-suspiró.- ¿A qué hora sales? –miré el reloj.

- En un par de horas.-dije.

- Pues te espero y nos vamos a comer por ahí.-

- Sin molestar, Lou, que nos conocemos.-asintió con la cabeza y le di un pequeño beso en los labios.- Ah, y para que lo sepas, me quedan mejor a mí que a ti.-dije estirando un poco de los tirantes antes de irme a seguir con lo que estaba haciendo.

- De eso no hay duda.-dijo casi gritando y yo reí.


Un rato después llegó Denise, que como todos los días, se pasaba a ver qué tal iba la cosa.


- Una pregunta, Carol, ¿quién es el que está ahí sentado como un pasmarote? Llevo un rato observándole.-reí.

- No te preocupes, es mi novio, está esperándome.

- ¿El cantante? –asentí.- Me dijiste que estaba de gira.

- Han hecho una parada en Londres.

- Pues anda, vete, que querrás estar lo máximo posible con él.

- ¿De verdad?

- Claro. Coge tus cosas y pasadlo bien.-sonreí.

- ¡Muchísimas gracias! –corrí al almacén a coger mi chaqueta y mi bolso y me despedí con un “adiós” de Matt que andaba por allí.

- No han pasado dos horas.

- Mi jefa se ha cansado de verte aquí parado.-reímos y salimos de la tienda después de despedirnos de Denise.


(Alice)


Levantarse, estar desayunando, que toquen el timbre y que al otro lado de la puerta aparezca tu novio con una sonrisa de oreja a oreja y una rosa en la mano, no tiene precio. Decidimos aprovechar aquel día que teníamos juntos para ir de compras, necesitábamos ropa para los bebés y Niall estaba encantado, si por él fuera, compraría la tienda entera. Adoraba verle así de ilusionado. Nunca le había visto tan feliz, y saber que yo y bueno, las dos personitas que llevaba dentro, éramos los que le hacían estar de aquella manera, era una sensación increíble. Tuve la última ecografía la semana pasada y por fin me dijeron el sexo de nuestros bebés: serían un niño y una niña. La parejita. Perfecto. Así que ahora, estábamos los dos, comiendo, como no, en Nando’s mientras intentábamos encontrar un nombre de chico que nos gustara a los dos.


- Sigo pensando que el mejor es Justin.-dijo después de tragar el trozo de pollo que tenía en la boca.

- ¿En serio?

- Totalmente.-resoplé. Cuando se le metía una idea en la cabeza era inútil intentar hacerle desistir.

- Bueno, es igual, si quieres que se llame Justin, se llamará Justin.

- No, si no te gusta a ti no.

- Si me da igual, de verdad.

- Que no, que no, no estás convencida. ¿Lo ves? ¿Lo ves?

- ¿Qué veo?

- Eso, que no te gusta el nombre.

- Que si me gusta, en serio.

- No me mientas. Pensemos en otro mejor.

- ¡Niall! –grité riendo.

- ¿Qué?

- Que vamos a dejarlo, me estás poniendo nerviosa.

- Lo siento, lo siento.-se disculpó y volví a reír.


Estuvimos dando un paseo después de comer, mientras seguíamos con el tema del nombre y al final, encontramos uno que nos gustó a los dos: Ethan.


- Ya sabes, cualquier cosa me llamas.-me repitió por no sé cuánta vez desde que había dicho que tenía que irse.

- No te preocupes, estaré bien.

- Pero.-le interrumpí.

- Vas a llegar tarde, Nialler.-miró la hora en el móvil.

- Muy tarde.-reímos. Nos besamos y me abrazó.- Te quiero, os quiero.-acarició mi barriga y volvió a darme un beso antes de subirse en el taxi.


(Liam)


Habíamos parado en Londres y así dar una sorpresa a las chicas. Llegué a casa y la encontré durmiendo todavía. Me acerqué sigilosamente y besé su frente, haciéndola despertar. Salimos a dar una vuelta para pasar aquella mañana juntos mientras nos contábamos nuestras cosas, aunque habláramos todos los días por teléfono, no era lo mismo. ¡Vamos, ni punto de comparación!


Me daba mucha pena volver a irme y dejarla sola, pero era lo que tocaba, así que después de despedirnos con unos cuantos besos y otros tantos “te quiero”, volví al aeropuerto donde ya estaban los demás. Por primera vez, era yo el que llegaba tarde.


Llevábamos tres semanas ya por Estados Unidos. Nueva York, Washington y Boston, entre otras, eran las ciudades que ya habíamos visitado. Todo marchaba bien, o al menos eso creía. Habíamos estado en Nueva York hacía una semana y desde entonces no había vuelto a hablar con Rose, la llamaba como había hecho durante las dos semanas anteriores pero no contestaba y no sabía el por qué. Llevaba dándole vueltas a la cabeza toda la semana pero no se me ocurría nada. La llamaba y volvía a no cogerlo, así que decidí llamar a Carol, si había pasado algo seguro que ella lo sabía. Miré la hora para asegurarme que era una hora más o menos normal allí y la llamé.


- Hola Carol.

- ¡Liaaaam! ¿Qué tal todo?

- Bien, bien, ¿y tú?

- Bien también. ¿Pasa algo? Es raro que me llames.-rió al otro lado.

- La verdad es que sí.-dije.- ¿Sabes si a Rose le pasa algo? Lleva toda la semana sin cogerme el teléfono.

- Pues no, que yo sepa no, pero vamos, si me das un par de días, investigo, averiguo y te cuento.-sonreí.

- Me harías un gran favor.

- Lo que sea por mi daddy, en cuanto sepa algo te llamo, ¿vale?

- Genial, gracias Carol.

- No hay de qué.

- Un beso preciosa.

- Otro para ti y dale uno a los otros cuatro pesados.-reí.

- Lo haré. Adiós.-y colgué. Al menos me había quedado algo más tranquilo e intenté dormirme, cosa que conseguí en pocos minutos.


(Rose)


Destrozada. Así estaba en aquel momento. Llevaba así toda la semana. No les había dicho nada a las chicas, había fingido delante de ellas, no quería preocuparlas. No había habido un día desde el pasado domingo en que vi aquellas fotos que no me hubiera levantado y mi almohada no estuviera mojada por las lágrimas. Y es que maldigo el día en que me metí a twitter y vi ese trending topic “Payzer is back”, pinché y me encontré con unas fotos de Liam y Danielle, caminando agarrados de la mano por las calles de Nueva York. No supe que hacer en ese momento. Si gritar, llorar o romper cualquier cosa que estuviera a mi alcance. Fue la segunda opción la que pudo a las demás. Salí de casa ya que todo me recordaba a él y tras estar unas horas sentada en un banco en la calle, decidí que lo mejor sería irme de allí, buscar un nuevo sitio donde vivir. Empecé la búsqueda y tuve suerte. Al día siguiente encontré un pequeño apartamento a las afueras, un poco lejos de la universidad pero me daba igual, lo único que quería era salir de su casa, así que acepté y firmé el contrato de alquiler por un mes. Volví a casa y al entrar, no pude evitar echarme a llorar al ver una foto nuestra. ¿Es que acaso todo había sido mentira? Había repetido mil veces que me quería pero esas fotos demostraban todo lo contrario. Me sentía engañada, traicionada. Nunca lo hubiera esperado de él. Recogí rápidamente mi ropa, la metí en la maleta y salí hacia mi nuevo hogar. Cuando llegué, me tumbé en la cama mientras las lágrimas seguían saliendo a toda prisa por mis ojos y recorrían mis mejillas como si de una carrera se tratase. No lo podía evitar, salían solas cada vez que la imagen de Liam, su sonrisa, sus ojos o todos los momentos vividos con él venían a mi mente. El lunes intenté parecer normal y oculté las ojeras bajo una ligera capa de maquillaje y pareció funcionar así durante el resto de la semana. El móvil no había parado de sonar cada día pero no me sentía con las fuerzas suficientes para escuchar su voz al otro lado y no echarme a llorar. Estaba sentada en la cama, viendo la tele cuando volvió a sonar. Esta vez en la pantalla no ponía “Liam” si no “Carol”.


- ¡Hola Rose! ¿Qué tal? –saludó animada.

- Bien.-contesté.

- Oye ¿te importa que vaya a tu casa? Tenías que enseñarme las flores para el ramo.

- ¿A mi casa? ¡NO! Quiero decir…¿porqué no mejor nos vemos en el Starbucks?

- ¿Seguro que estás bien Rose?

- Sí, claro que sí. ¿En quince minutos allí?

- Claro. Hasta ahora.

- Adiós.


¿Quince minutos? ¡Pero si tardaba media hora por lo menos en llegar allí! Me levanté, cogí una chaqueta, el bolso y salí de allí. Me metí en el metro y después de una media hora más o menos llegué al Starbucks.


- Con que quince minutos, eh.-dijo Carol cuando me senté frente a ella.

- Lo siento, me he entretenido un poco.-me disculpé.

- ¿Has traído el catálogo?-¡Mierda, se me había olvidado!

- Se me ha olvidado.-dije agachando la cabeza.- Lo siento.

- Es igual, no he venido a hablar de eso.-sonrió.

- ¿Y entonces?

- ¿Qué pasa con Liam, Ro? –Y ahí fue cuando supe que no podría más, que tendría que contárselo todo a ella y a las chicas.

¡Hola, hola! Espero que os haya gustado aunque supongo que querréis matarme por el final de este capítulo. Sí, ya sé que todas pensábais que iba lo malo iba a ser porque iba a "separar" a Louis y Carol pero no, tachán...¡SORPRESA! Quería daros las gracias como hago siempre, pero hoy es un día especial, y es que hace un año fue cuando subí el primer capítulo de esta fic y la verdad, nunca pensé que fuera a tener tantas lectoras. Mil gracias una vez más, de verdad, por estar ahí esperando a que suba cada día y dejando vuestros comentarios que siempre me hacen sonreír. Sois las mejores y eso ya lo sabéis, os lo he dicho en más de una ocasión. Ah, bueno, una última cosilla, tuve petición de una foto de Matt et...voilá!  Ahí le tenéis, en mi opinión es mono pero vamos, nada comparado con los otros cinco :P Bueno, nada más por hoy, subiré en cuanto pueda, ya lo sabéis :) Un beso. Os quiero.
Sarai.

26 comentarios:

  1. BESUGA MALVADA, TE MATO TE MATO Y TE MATO, ¡¿Pero como se te ocurre dejarlo asi!? ¿Y AHORA QUE VA A PASAR? Dios jo, yo quiero que todo vuelva a estar bien :( JOOOO, y bueno respecto a todos lo sdemas te lo digo siempre son demasiado adorables y demasiado ahskabsjawnsjs y dios, yo quiero saber el nombre del perro que me he quedado intrigada jajajajajaja, bueno que aunque lo hayas dejado asi, me encanta y que dios respecto al comentario del final, eres demasiado adorable, y yo si que me alegro de leer esta novela por que asi te conoci a ti besuga :) bueno y nada mas, te adoro ya lo sabes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AAAAH Pues ahora te tocará esperar hasta el siguiente, besuguita :P jzhbchjdbjhvfs siii :) JAJAJAJA ¿y si te digo que realmente no he pensado como se va a llamar el perro? xd
      Awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww que te quiero besuguita! <3

      Eliminar
  2. Ay que me la cargo, y nos haces esto para celebrar tu aniversario???
    Yo te mataba si no te quisiera tanto.
    En fin cielo, por lo demas todos adorables. Niall y Alice eligiendo nombres son amor.
    Lou y Carol, dios mío si alguien viene al trabajo y me preguntabpor el ultimo disco de 1D y encima es Lou, me casó directamente xD
    Y los demas, las hermanitas, con Zayn y Harry son amor.
    En cuanto a Rose y Liam...Sarai yo esto no te lo perdono...me he quedado flipada.

    En fin, pues eso amor I (L) U

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me mates, no me mater por favor! Sí, uspongo que si :P
      A mi me encantan esos dos *-*
      Ya ves, yo me muero ahí mismo y luego ya me caso con él y no le suelto en toda la vida xd
      ksjnfjknsvkdrff.
      Sabía que no os lo esperariais de esa pareja...

      Te quiero!

      Eliminar
  3. Pero comooo me dejaas el capitulooo asiiiii!!???? AYY DIOOOS, QUE NECESITOO SABEEEEER! BUENO, SUBE PRONTO EH?
    Un besoooo (:

    ResponderEliminar
  4. WHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAT?!?!?!?!?!?
    Mi Liam bonico que has hecho?? AH! No lo dejes ahí no no no no te lo permito....
    JAJAJAJAAJJAJAJAJ Un año ya.. puf que rápido pasa el tiempo, ¿verdad? FELICIDADES!
    Bueno eso que quiero el siguiente lo antes posible que asdfghjkl este acaba mal, jo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el próximo capítulo lo sabreís :P
      JAJAJAJA Si la verdad es que si :) Thanks *-*

      Eliminar
  5. Oh God Sarai, porque haces esto?
    nooooooooooooo, me deprimistes el dia :( Pero bueno, perfecto como siempre. Dios, me puse histerica cuando Alice y Niall estaban por ponerle Justin al niño. El pobre, no se lo merecia :( Menos mal que cambiastes de opinion, si no....
    jajaj bueno, pues eso, que me encanta y espero el siguiente, kisses (K)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por que...si no, no hay intriga jajajaja
      JAJAJAJA Don't worry, no me gusta Justin :P
      Un besito <3

      Eliminar
  6. No me lo puedo creeeeeer! ¿Por qué Rose y Liam? ¡¿Por quéee? Esta no te la perdono ¿eh? :D Capitulos prontoo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por que...no os lo esperábais. Muchas gracias <3

      Eliminar
  7. TEE ODIOOOOOOOOOOOOOOO. Pero mujer, ¿cómo le haces eso a Rose, jo? Con lo bonito que iba el capítulo... Casi me da algo cuando leí que podría llamarse Justin el niño... No es por nada, pero a mi no me gusta, menos mal que lo cambiaste ;)
    Espero que subas pronto y arregles eso, malvada :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya bueno...a alguien le tenía que tocar. JAJAJAJA No te preocupes,a mi tampoco me gusta :P
      Lo haré :D

      Eliminar
  8. AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!! vamos, que te odio .-. ¡¿¿¿EN SERIO??!! joder, me hiciste pensar que Lou y Carol se separarían D: Haha, igual, que triste lo de Ro y Li.... en fin... sube pronto preciosa.
    Besotes(:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA Era lo que todas esperábais, eh :P Si u_u
      Gracias!

      Eliminar
  9. ENSERIO??? NIALL Y ALICE????
    yo ya pensaba que ibas a separar a Lou y a Carol.
    Pobre Ro me da mucha penita, están enamorados mucho, deberías juntarlos jajaja.
    Pues FELICIDADES!!!! JAJAJAJA
    Es bastante mono pero no tanto como Luis jajaja
    Me gusta mucho sigue así un besote <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJA Todas igual....os engañé 8)
      A ver que pasa...
      ¡GRACIAS!
      Ya, es que para superar a Louis...bah, no se puede.
      Muchisimas gracias <3

      Eliminar
  10. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!! Rose y Liam no, ROSE Y LIAM NOOOO! COn lo monos que son. Pues shoro :´( SIGUIENTEEEEEEEE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veremos que pasa con ess dos... GRACIAS!

      Eliminar
  11. Heeeeeeeeeeeeeeeeeeey♥
    Siiiii los chicos las han visitadoooo:D Yupiiiii! Jijiji
    Jajajjajajaj muero de la risa con Louis ''marcando territorio''
    Oh, noooo:( Liam nunca le haría eso a Rose!
    Bueno bonita, sube prontito, sip?
    Besoooooooooos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiiiii *-*
      JAJAJAJ Como debe ser 8)
      Hm...¿estás segura?
      En cuanto pueda :)
      Gracias!<3

      Eliminar
  12. Hooolaaa! un poco tarde pero aqui estoy..
    en serio pense que lo de la separación iba para carol y louis.. PERO LIAM Y ROSE nooo :(( . y felicidades por ese añito, me alegra haber formado aunque sea unos meses de tu nove.PRO.CAPITULO YAA!
    besos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa :)
      JAJAJAJA Todas igual... :P Muchisiams gracias :D
      Un beso <3

      Eliminar
  13. Me encantaaa ! Siguiente pero yaaa.
    Aqui os dejo mi novela; onewayoranother1direction.blogspot.com

    Besitoos!

    ResponderEliminar