domingo, 11 de noviembre de 2012

Capítulo 22.



(Louis)

- ¿No tienes planes para hoy, Boo? –me preguntó Harry. Estábamos tumbados en el sofá, aburridos ya que la tele no era capaz de ofrecernos nada interesante. Iba a decirle que no cuando sonó mi móvil. Un mensaje.

Mi primo me ha abandonado y estoy sola en casa.”

Sonreí y me levanté de un brinco del sofá.

- Ahora sí, me voy Hazza.-dije subiendo las escaleras hasta mi habitación. Saqué unos vaqueros y una camiseta del armario. Me vestí, me peiné, me puse las zapatillas y cogí el abrigo.- No me esperes a cenar.-dije en el salón de nuevo.
- Ya, ya, si ya me sé donde vas a pasar tú la noche.-dijo él desde el sofá.
- Pásalo bien.-le dije.
- Seguro que no tanto como tú.-me contestó.- Gracias por abandonarme, cariño.-reí.
- Sabes que te quiero, mi Harold.-dije antes de salir por la puerta.

Cogí el coche y en una media hora estaba aparcando frente a su casa. Llamé al timbre y en seguida apareció ella al otro lado de la puerta, con un pantalón negro de chándal, una camiseta rosa de manga corta y el pelo recogido en una coleta alta.

- Vaya, sí que eres rápido.-dijo riendo después de besarme.
- ¿Y tú no tenías que estudiar este fin de semana? –dije andando con ella en brazos hasta el salón.
- Ya he terminado por hoy.-sonrió.
- Perfecto entonces.-dije antes de besarla de nuevo.- ¿Y Rob? –nos sentamos en el sofá.
- Se ha ido con algunos de su clase a pasar el fin de semana a no sé donde.-me explicó.
- Podías habérmelo dicho esta mañana y habría venido a hacerte compañía.-dije jugando con un mechón de su pelo.
- Si hubieras venido no hubiera estudiado nada, que nos conocemos Lou.-ambos reímos.
- Vale, ahí tienes razón.

Estuvimos hablando un poco más, hasta que empezamos a tener hambre y pedimos unas pizzas para cenar, no teníamos ganas de ponernos a cocinar. Llegaron las pizzas en unos minutos y nos pusimos a cenar mientras veíamos la tele aunque no la hacíamos mucho caso, más bien nos dedicábamos a reír por chorradas o tirarnos pequeños trozos de pizza a la cara, sí, peor que niños pequeños. Cuando terminamos, la ayudé a recoger y volvimos al sofá, me tumbé con las piernas abiertas, dejando hueco para que se tumbara sobre mí, apoyando su espalda en mi pecho.

- ¿Quieres escuchar algo? –pregunté susurrando en su oído.
- ¿El qué? –giró la cabeza para mirarme.- ¿Una de las nuevas canciones? –Asentí con la cabeza y ella sonrió.- Eso no se pregunta.-volvió a apoyar la cabeza en mi pecho.
- “Your hands fits in mine like it’s made just for me”.-empecé a cantar, cogiendo su mano, entrelazando nuestros dedos.- But bear this in mind, it was meant to be and I’m joining up the dots with the freckles on your cheeks”.-pasé mi dedo por su mejilla y alguna de las pequeñas pecas que tenía.- “and it all makes sense to me. I know you’ve never loved the crinkles by your eyes when you smile, you’ve never loved your stomach or your thighs”.-continué acariciando esta vez su muslo derecho.- “the dimples in your back at the bottom of your spine but I love them endlessly”.-besé su cabeza antes de seguir, ella me miraba, esperando que continuara.- “I won’t let these little things slip out of my mouth, but if I do, it’s you, oh it’s you, they add up to. I’m in love with you and all these little things.”-ambos sonreímos.- “You can’t go to bed without a cup of tea and maybe that’s the reason that you talk in your sleep and all those conversations are the secrets that I keep though it make no sense to me.”-me miraba sin que la sonrisa desapareciera de su rostro en ningún momento.- “I know you’ve never loved the sound of your voice on tape, you never want to know how much you weigh, you still have to squeeze into your jeans but your perfect to me.-recibí un pequeño beso suyo en mi cuello y sonreí.-“I won’t let these little things slip out of my mouth, but if it’s true, it’s you, it’s you, they add up to. I’m in love with you and all these little things.-acariciaba lentamente su brazo, pasando mis dedos de arriba a abajo mientras cantaba.-“You’ll never love yourself half as much as I love you, you’ll never treat yourself right darling but I want you to. If I let you know I’m here for you, maybe you’ll love yourself like I love you.- llevó nuestras manos, que seguían unidas hasta su boca para depositar un beso en la mía.- I’ve just let these little things slip out of my mouth ‘cause it’s you, oh it’s you they add up to. I’m in love with you and all these little things. I won’t let these little things slip out of my mouth but if it’s true, it’s you, it’s you they add up to. I’m in love with you and all your little things”.-canté esas últimas frases mirándonla a los ojos.
- Es una canción preciosa.-dijo con los ojos cristalizados.
-  No tanto como tú.-posé mi mano sobre su cuello, haciendo que se acercara a mí para poder juntar nuestros labios.
- Te quiero.-susurró en mis labios.
- Te quiero pequeña.

Pasamos la noche hablando mientras ella jugaba con nuestras manos hasta que se quedó dormida sobre mí. La subí a la habitación y a los pocos minutos me dormí yo también, abrazado a ella.

(Carol)

Estuve toda la mañana del domingo intentando acabar de pasar unos apuntes a limpio, pero con él rondando por la casa era prácticamente imposible. Llevaba un rato sin tenerlo dando vueltas por la habitación, era casi la hora de comer cuando escuché un ruido abajo. Salí de la habitación y bajé a ver qué había pasado. Me lo encontré en la cocina.

- ¿Se puede saber qué haces? –pregunté acercándome riendo. Se le había caído el bote de la harina y tenía el pelo, la camiseta y la cara manchada.
- Pues la comida.-contestó moviendo algo que había en una sartén apunto de quemarse.
- Me vas a quemar la casa.-dije a su lado, limpiando la encimera y apartando la sartén del fuego.
- Así tendría la excusa perfecta para que te vinieras a vivir conmigo.-dijo abrazándome por detrás.
- ¿Qué? –pregunté sonriendo.
- Lo que has oído. Me dan envidia Niall y Liam.-apoyó la barbilla en mi hombro.
- Anda déjame que prepare algo comestible.-dije cogiendo otra sartén y algo de la nevera.
- O sea que no quieres venirte a vivir conmigo.-me giré y me estaba mirando, apoyado en la encimera.
- No es eso idiota.-dije poniéndome frente a él, quitándole con el dedo un poco de harina que tenía en la nariz.
- ¿Entonces?
- Tú vives con Hazza y aunque aparente estar bien, sé que lo está pasando mal y lo que menos necesitaría ahora sería pasar la mayor parte del día solo.-
- Pues.-hizo una pausa mirando al techo, pensando. Volvió a mirarme con una sonrisa pícara cogiéndome de la cintura, atrayéndome a él.- Lo traemos aquí y que viva con Rob. Y tú te vienes conmigo.-reí.
- Me destrozarían la casa entre los dos.
- Pues lo hacemos al revés, Rob se va con Hazza y me mudo yo aquí.
- Sabes que me encantaría.-empecé a decir.
- Pero.-me interrumpió.
- Pero.-repetí.- no puede ser. Harry te necesita a su lado, Lou.
- Le quieres mucho, ¿verdad? –me preguntó. Asentí.
- Es mi mejor amigo, odio verle así.-apoyé la frente sobre la suya.
- Lo sé. Hace mucho que no es el Harry de siempre pero haremos que vuelva, aunque tengamos que secuestrar a la señorita Roach para que hablen de una vez por todas.-reí.
- No es una mala idea.-besé sus labios levemente.- Ahora vamos a comer.
- Está bien, pero que sepas que sigo teniendo envidia de los otros dos.-dijo saliendo de la cocina para poner la mesa.

(Ashley)

Martes 13 de noviembre. Hoy salía el segundo disco de los chicos y nosotras habíamos quedado por la tarde para tener una noche de chicas y escucharlo todas juntas. Mi hermana y yo llegamos las primeras a casa de Carol, luego Rose y unos minutos después, Alice.

- Uh, cuanta chica guapa por aquí.-dijo Rob bajando las escaleras, y apareciendo en la cocina donde estábamos todas preparando la cena.
- ¿Te vas a quedar a la noche de chicas o qué? –le dijo mi hermana riendo.
- Os adoro a todas pero no, no sé si lo soportaría.-
- Oye.-su prima le dio un golpe en el brazo.
- Además, mi chica me espera.
- Pobrecilla, la que le ha caído encima.-comentó Rose y las demás reímos.
- Que graciosa eres, Ro.-le contestó él.- Lo dicho, que me voy.-Se despidió de todas nosotras y por último se acercó a Alice, acercó la cara a su tripa, ya empezaba a notarse el embarazo.- Siento pena por ti que las tendrás que aguantar hablando de chicos toda la noche, amigo.
- Eh, aún no sabemos si es un niño.-le dijo Alice.
- Ya bueno, por si acaso.-todas reímos ante su comentario y después se fue.
Terminamos de preparar la mesa y después de cenar, igual que si fuéramos a ver una película, hicimos palomitas y colocamos como siempre, los cojines en el suelo.
- ¿Estáis preparadas? –dijo Carol balanceando el cd en sus manos.
- Vamos, ponlo de una vez.-le dijo mi hermana. Puso el cd en el ordenador y empezó a sonar “Live While We’re Young” una canción que no habíamos parado de cantar desde que la escuchamos por primera vez.

Escuchamos las demás canciones con atención, mientras que con determinadas frases veía como salían sonrisas en los rostros de las demás. En cambio yo, cada vez que escuchaba la voz de Harry, un escalofrío recorría todo mi cuerpo y recordaba todo lo que habíamos pasado juntos y lo que podíamos haber tenido de no ser por lo que ocurrió y porque yo no le dejé explicarme nada.

- Es impresionante.-comentó Alice cuando sonó la última canción.
- Totalmente de acuerdo.-dijo Carol sonriendo. Mi hermana iba a aportar su opinión cuando el móvil de Rose nos interrumpió.
- Chicas, tenemos una invitación.-dijo.
- ¿Cuál? –preguntó mi hermana.
- Acampada en Larry Stylinson.
- ¿Ahora? –preguntó Alice.
- Ahora mismo. ¿Qué decis?
- Que están locos.-rió Carol.- pero me apunto.
- Vamos, por suerte he traído el coche.-Sí, mi hermana al fin se había sacado el carné.
- Primero pasa a dejarme en casa.-dije.
- ¿Qué? –dijeron todas a la vez.
- De eso nada, vienes con nosotras.-dijo Rose.
- No creo que sea buena idea.-repetí.
- ¿Por qué no? No va a pasar nada.-dijo Alice.
- No parareis hasta que diga que voy, ¿verdad? –todas asintieron.- Vamos entonces.-dije resignada.

Recogimos las cosas, nos subimos al coche y nos pusimos rumbo a la casa de Harry y Louis. Hacía muchísimo tiempo que no entraba en aquella casa. Nos bajamos y allí estaban todos, los saludamos, entramos al salón y nos pusimos a ver una película. Me recordaba a los primeros días cuando nos conocimos y no pude evitar echar de menos aquellos momentos, estos meses me había distanciado bastante de los chicos y los extrañaba demasiado. Cuando terminó la película, llegó el momento que más temía: el de irnos a dormir. Todos eran pareja y lógicamente dormirían juntos, pero ¿qué iba a pasar con Harry y conmigo?

- ¿Dónde tenéis alguna manta o algo? –pregunté a Louis.
- Si creo que estás pensando lo que estás pensando, ni lo sueñes.-Harry.
- ¿Qué? No va a pasar nada porque duerma en el sofá.-contesté.
- Arreglaos como podáis, me voy a la cama. Buenas noches.-dijo Louis dejándonos a los dos solos en el salón.
- Sube a mi habitación, yo dormiré aquí.-me dijo.
- Pero.
- Nada de peros, vamos, sabes el camino.-me dedicó una pequeña sonrisa.- Buenas noches.

Subí a la habitación, me cambié y me puse el pijama ya que habíamos cogido todas nuestras cosas para esa noche de chicas y lo habíamos traído aquí. Me tumbé en la cama y me arropé con las sábanas, reconocí al instante su olor y no pude evitar sentirme culpable de haberle dejado en el sofá. Me levanté y bajé de nuevo, allí estaba, tumbado en el sofá, arropado con una manta.

(Harry)

- Harry.-escuché tumbado en el sofá. Me incorporé y la vi con el pijama puesto, en la puerta del salón.
- ¿Qué pasa? –pregunté.
- Yo.-empezó a decir.- quería decirte que.-hizo una pausa y a continuación murmuró algo que no llegué a entender. Me levanté y me acerqué a ella.
- ¿Qué has dicho?
- Que no me importa que duermas en la habitación conmigo.-dijo mirando al suelo.
- No me molesta dormir aquí.
- En serio, Harry, me siento culpable de hacer que duermas ahí.-señaló el sofá. La miré.- Por favor.-dijo y asentí con la cabeza.

Ambos subimos a la habitación y ella se metió en la cama. Me tumbé a su lado, me quedé observándola un momento, seguía tan preciosa como siempre y no pude evitar echar mi brazo sobre ella. Me dormí con una sonrisa en la cara al comprobar que no se deshacía de mi abrazo.

~
¡Hola chicas! Esta vez no he tardado tanto en subir...y además es bastante largo el capítulo, espero que os haya gustado *-* Espero volver a subir pronto, en cuanto pueda, lo prometo. Gracias por los comentarios chicas. Os quiero.
Sarai.

18 comentarios:

  1. jaskbxpiuasbxpuasbxipudbjcx me encanta Hash son monisisisisimos en serio awwwwww Harry y Ash se van a casar :3 jajajja vale, un ataque de locura, lo siento xDD Me encanta y quiero el siguiente yaaa :) ajajajajajja :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJA Eso es normal en ti :P
      Gracias, gracias <3

      Eliminar
  2. Awwwwwwwwww. Que preciosidad de capítulo. Sube pronto

    One Kiss

    ResponderEliminar
  3. Awww, sí. Bien, poco a poco se van arreglando las cosas entre Ashley y Harry :) . Espero el siguiente capítulo pronto, aunque no me quejo ^-^
    Siguela me encanta! :3

    Kisses! <3

    ResponderEliminar
  4. Ohhh!! Me encanta :D de verdad. Por favor sube el siguiente.

    ResponderEliminar
  5. Hermosoo me imaginoo a louis con harina jajaja me encantoo lo de harry ya quiero quew vuelvan a estar juntos !

    ResponderEliminar
  6. OMSSSSSSSSSSS AERAODFGALKJGKLERHGNASGLKHSTAKJWBTLKSHUJ! Que monos *-* Por favor, los quiero juntos ya de ya! ME encanta :) Siguienteeeeee

    ResponderEliminar
  7. OHH DIOSS ES GENIAL ! Me encantó la idea que tuvo Lou de que Carol se fuera a vivir con el... xD. Y parece que se van arreglando Harry y Ash, me alegro muchísimo *____* Meencantameencantameencanta. Necesito el siguiente YA! No es que lo quiera, lo necesito. Así qué ya sabes, a escribir más ;) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es una buena idea 8) Sí, al fin *-* Jajajaja en cuanto pueda subo, lo sabeis :)

      Muchas gracias <3

      Eliminar
  8. Me encanta!!!!!Tienes una historia bueniisima!!!

    ResponderEliminar
  9. AMOOOO ESTE FIC SINCERAMENTE, SIGUIENTE POR FAVOR :$

    ResponderEliminar