lunes, 16 de julio de 2012

Capítulo 1


(Carol)

Ocho meses después de enterarme que mi madre tenía cáncer en el cerebro nada había sido igual. Había dejado escapar al chico más maravilloso que existía en este mundo, creo que dejarle fue lo más duro que había hecho en mi vida, pero tenía que hacerlo porque hubiera sido egoísta por mi parte dejar que estuviéramos ocho meses con la distancia entre nosotros. 

Durante todo este tiempo no me he separado ni un momento de mi madre, quiero aprovechar al máximo posible el tiempo que me quede junto a ella. Mi padre después de pedirse unos días tuvo que volver inevitablemente al trabajo y como mi hermana tenía que ir al instituto, yo me había pasado todos los días, mañana y tarde metida en el hospital, sin salir apenas. Menos mal que mi hermana terminó el curso hace dos meses y está aquí con nosotras también. 

Muchas noches, antes de dormir pienso qué habrá sido de mis chicas, de mis queridas inglesas, si seguirán con los chicos tan bien como cuando las dejé, de ellos mi hermana ha sido la encargada de mantenerme informada de todo lo que hacían, no porque yo la hubiera pedido que hiciera de investigadora, si no porque ella como también era su fan, pues lógicamente seguía cada noticia que daban de ellos. Sabía que acababan de volver de una gira por Estados Unidos que les había ido genial y que si no recuerdo mal, quizás hoy o mañana, aterricen aquí para dar un concierto. También supe que Lou llevaba un tiempo saliendo con una chica, no mentiré diciendo que no sentí nada cuando conocí la noticia, al contrario, el mundo se me vino encima, quizás porque en el fondo creía que existiría una mínima posibilidad de que algún día podríamos volver a estar juntos, pero también me alegré por él, se le veía feliz junto a ella y eso era lo que más me importaba.

Había bajado como todas las tardes a la zona infantil del hospital. Por las tardes bajaba a ver a los niños y a pasar un rato con ellos, leyéndolos algún cuento o jugando, así los ayudaba a ellos y yo me entretenía un rato. Subía las escaleras para dirigirme de nuevo a la habitación de mi madre cuando alguien me llamó.

- ¡Carol! –dijo una voz femenina. Me giré antes de subir el siguiente escalón.
- Ah, hola Eva.-dije. Ella era una de las enfermeras de la planta infantil.
- ¿Qué tal se han portado esta tarde? –preguntó.
- Muy bien, como siempre, ya sabes que adoro a esos pequeñajos.-sonreí y levanté un poco la vista. Ahí fue cuando le ví, al fondo de la otra sala y mi corazón empezó a latir tan fuerte que pensé que se me saldría del pecho.

Un momento. ¿Qué hace él aquí? Miré y ví la inconfundible cabeza rubia del irlandés. ¿Qué hacen ellos aquí? Hasta lo que yo sé solo venían a dar un concierto.

- ¿Te pasa algo, Carol? –dijo Eva, mirándome. Negué con la cabeza sin apartar la vista de la sala donde le había visto. Ella giró la cabeza para ver donde miraba.
- Ah, son One Direction, vinieron a dar unos regalos a unos cuantos niños y a cantar unas canciones, ¿los conoces? –preguntó. ¿Qué si los conozco? No lo creerías si te lo contara.
- Mi hermana es su fan.-dije.- Bueno, Eva, mañana te veo, me voy con mi madre.
- Claro, hasta mañana.-y seguí mi camino, escaleras arriba.

En cuanto estuve en el pasillo, me apoyé contra la pared y cerré los ojos un momento. No podía creer que le había vuelto a ver. Respiré hondo y me puse camino de la habitación de mi madre mientras un millón de imágenes de los recuerdos junto a él y a todos los demás venían a mi mente.

- Auh.-dije en el suelo.
- Perdón, perdón, perdón.-dijo una voz familiar para mí. Levanté la cabeza y me encontré con esos rizos tan conocidos.- ¿Carol? –dijo ofreciéndome su mano para ayudarme a levantar.- ¿Carol eres tú?
- Creo que sí.-dije sonriendo levemente una vez me hube levantado.-
- ¡Carol! –volvió a repetir dándome un fuerte abrazo esta vez.- Mi rubia desaparecida.-dijo y reí dándole un beso en la mejilla.
- Me alegro de verte, rizos.-dije revolviéndole el pelo.
- ¿Qué haces aquí? –preguntó y le miré con cara de ¿de verdad lo preguntas?-Ah ya entiendo, perdón. ¿Cómo está tu madre?- me encogí de hombros.
- Cada día un poco peor que el anterior.-suspiré.-pero dicen que esto es así.
- Lo siento mucho, de verdad.-dijo y volvió a abrazarme.- Te hemos echado de menos, todos.
- Y yo a vosotros, pero no podía hacer otra cosa.-dije quedándome abrazada a él, las lágrimas empezaban a caer por mi mejilla.
- Lo sé, lo sé.-acariciaba mi espalda.
- ¿Qué tal los demás? ¿Y las chicas? No sé nada de ninguno.-dije.
- No sabes nada porque no has querido, te hemos llamado mil veces.-me dijo. Agaché la cabeza.
- Pensé que sería mejor para…ya sabes a lo que me refiero.-contesté.
- ¿Qué te parece si esta noche cenamos juntos? Tenemos muchas cosas de las que hablar.-dijo dedicándome una sonrisa.
- Harry no sé…-empecé a decir.
- Vamos, nosotros solos.-dijo.- Lo prometo.
- No tengo muchas ganas, rizos.
- Mira, yo me tengo que ir ahora con los chicos, tienes aún mi número, ¿verdad?
- Ni loca lo borraría.-sonreí.
- Bien, pues entonces, me llamas si te apetece ir a cenar y vengo a recogerte a la hora que quieras, ¿de acuerdo? –Asentí con la cabeza.- Y sonríe que estás más guapa.-dijo y sonreí de nuevo.- Nos vemos luego rubia.-hizo una pausa.- espero.-me dio un beso en la mejilla y desapareció bajando las escaleras.

Seguí andando un poco más hasta llegar a la habitación de mi madre, allí estaba hablando con mi hermana. Llegué y me tumbé en la cama de al lado, hacía un mes que no había nadie de compañero, y resoplé.

- ¿Qué te pasa? –preguntaron casi a la vez.
- Nada.-dije.
- No nos engañes.-dijo mi madre.-
- Venga, suéltalo.-dijo mi hermana.- o si no…te hago cosquillas, tú eliges.-dijo sentándose a mi lado.
- Está bien, os lo diré.-dije por fin.- Cuando volvía de estar con los niños, he visto a Louis.-esto último lo dije muy bajito.
- ¿A quién has visto? –preguntó mi madre.
- A Louis.-repetí girando la cabeza hacia el otro lado.- Bueno y a los demás también.
- ¿Louis Tomlinson? –preguntó mi hermana. Asentí.- ¿Y habéis hablado? –Negué con la cabeza.
- Solo le he visto de lejos pero.-
- ¿Pero qué? –me interrumpió mi madre.
- He hablado con Harry bueno, se ha chocado conmigo en el pasillo.-reí.- Me ha invitado esta noche a cenar con él.
- ¿No le habrás dicho que no? –dijo mi hermana.
- Le he dicho que no sé.
- ¿Qué? –mi hermana escandalizada.- Mamá, esta chica está loca.
- Ya lo creo, ¿porqué le has dicho que no? Llevas encerrada aquí ocho meses casi, no creo que salir una noche a cenar con un amigo tuyo sea tan malo.-dijo mi madre.
- No tengo muchas ganas, mamá. Además esta noche me tocaba quedarme a mí.
- Me quedo yo por ti con tal de que salgas un rato.-dijo mi hermana.- Y ahora llama a Harry Edward Styles y dile que claro que cenas con él.-dijo sacándome el móvil del bolsillo y dándomelo. ¡Qué pesada podría llegar a ser cuando se lo proponía!

~

¡Hola chicas! ¡Ya estoy de vuelta! Jajaja Espero que os haya gustado el primer capítulo de esta segunda parte aunque sé que quizás es un pelín corto. A partir de ahora pondré mi comentario al final del capítulo que es como lo hago en el otro blog y creo que queda mejor. Espero que os haya gustado el cambio de "look" que le he hecho al blog que me ha costado un par de peleítas con él Jajaja. Ah, y antes de que se me olvide: MUCHÍSIMAS GRACIAS por vuestros comentarios en el último capítulo, me han encantado, y sobre todo algunas de vosotras habéis hecho que se me escape la lagrimilla con esas cosas que me decis. MUCHAS GRACIAS otra vez. No me equivocaba cuando decía que tengo las mejores lectoras del mundo. Otra cosita, para las que a veces me preguntáis algo en vuestro comentario que sepáis que antes de subir un nuevo capítulo siempre contesto a todos los comentarios. Pues nada, no me enrollo más, mañana o pasado os subiré el siguiente. 
Os quiero.
Sarai.

15 comentarios:

  1. ¡Que ya no sé que decirte sis! (espera que voy a por el diccionario... bah, no hay ganas)
    ¡Que no escribas tan bien,jolines! Me vas a hacer decir a quien-tu-sabes que no te deje escribir, eh listilla :p
    Ya en serio, sabes que me ha gustado mucho y que me iba a gustar, no ves que lo ha escrito mi sis favorita <3
    Bueno, y despues de esta parrafada loca, ¡recuerda solo que eres genial escribiendo loca!
    Love you lots!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh eh, ni se te ocurra decirle eso o tendré una charlita con quien-tú-sabes :P
      Te quiero pequeña Vic! <3

      Eliminar
  2. Uh, ya deje de correr en círculos. Pues me encanta, sin más. Es perfecta. Y cuando digo perfecta digo P-E-R-F-E-C-T-A. Sigue ya, la adoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ala, ala, exagerada e.e Me alegro que te guste *.*

      Eliminar
  3. Hace nada encontré tu fic y decidí leerlo y me encantó. En tres días ya me lo había leído y chica.. escribes de maravilla. En el ultimo capitulo de la primera parte me hiciste llorar, INCREÍBLE!
    Me encanta y me encantas! Todo es perfección, sin exagerar. Enganchadisima que estoy y me encanta que nos hayas hecho caso y que la sigas. De verdad que adoro este fic y te adoro a ti por escribirlo. ME ENCANTA *_*^Me dejas sin palabras en cada capitulo. Can't wait al siguiente episodio. Lots of love xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooooh. MUCHÍSIMAS GRACIAS, de verdad. Me encanta que os encante porque en realidad escribo para vosotras, si no, ya lo habría dejado. ¡Gracias! Un beso <3

      Eliminar
  4. sigue sigue sigue yaaaaa! es obligatorioo! :P XX

    ResponderEliminar
  5. Uiiis que monada... Me E-N-C-A-N-T-A, con mayúscula, porque de otra manera no lo podria decir... Sigue asi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por leer! Un besito <3

      Eliminar
  6. Diooooooos es simplemente genial el siguiente ya que me muro solo de esperar ;)

    ResponderEliminar
  7. sencillamente perfecto como siempre !

    ResponderEliminar
  8. Has conseguido que llore, te lo juro amo tu novela aunque la he descubierto hace poco

    ResponderEliminar